Todos necesitamos un “empujón” y mejor si es con tecnología

En el estudio realizado por Damgaard &Nielsen (Damgaard & Nielsen, 2018) se analizaron publicaciones sobre implementaciones de “empujones” en educación para poder determinar cuáles eran más eficaces que otros. De este estudio, se desprende que intervenciones que involucran la toma de decisiones pasiva a menudo tiene efectos amplios y a largo plazo sobre estudiantes promedio, sin embargo, si el comportamiento es causado por una toma de decisiones activa (por ejemplo, manipulaciones de grupos de pares) o si estas intervenciones no son lo suficientemente relevantes como para producir efectos, entonces es probable que sea ineficaz (Damgaard & Nielsen, 2018).

Asimismo, el estudio menciona que intervenciones que agregan información, ayuda o habilidades al proceso de decisiones tienen buenos efectos en estudiantes que quieren tomar mejores decisiones, pero no tienen la capacidad de hacerlo.  Además, el articulo describe que los empujones que se basan en herramientas de autorregulación poco utilizadas (plazos, establecimiento de objetivos y recordatorios) a menudo tienen efectos positivos, en particular si los estudiantes se encuentran motivados, si la intervención involucra tareas específicas que de otra manera podrían ser pospuestas y si se proporciona suficiente tiempo para permitir que el alumno pueda cambiar su comportamiento. En cuanto a los empujones que tienen resultados heterogéneos o que pueden ser para una población especifica (como niños pequeños) la investigación muestra, que los empujones motivacionales (comparación social o usando motivación extrínseca) pueden tener varios resultados o incluso, en algunos casos, efectos negativos. Sin embargo, si los estudiantes tienen un desempeño por debajo del estándar, o atribuyen un alto valor al recibir una recompensa (por ejemplo, los niños), el rendimiento y la motivación tienden a mejorar como consecuencia de la intervención (Damgaard & Nielsen, 2018).

De lo anterior, se puede pensar que muchos de estos empujones exitosos pueden ser trabajados gracias a la incorporación de la tecnología. Existen muchas experiencias exitosas en la incorporación de los empujones tecnológicos, por ejemplo, es factible agregar recomendaciones automatizadas dentro de un portal de campus conectado con los estudiantes. Con los datos de los alumnos, se puede enviar recomendaciones que afecten las circunstancias actuales del estudiante. Por ejemplo, si el rendimiento de un estudiante está bajando, se puede enviar una alerta para recomendar servicios de tutoría. Ofrecer a los estudiantes acceso a los recursos con un solo clic y llegar a los estudiantes mediante su método de comunicación preferido, a través de mensajes de texto o notificaciones por correo electrónico puede resultar una iniciativa muy poderosa.

En el artículo elaborado por EdTech (Neelakantan, 2019), un grupo de instituciones de Educación Superior, en el contexto de la iniciativa Nudging to STEM Success, implementaron empujones tecnológicos para abordar una serie de objetivos académicos de sus estudiantes (finalización de estudios, facilitar el uso de apoyos como tutorías y programas de ayuda financiera, entre otros).

Para ello, entregaron digitalmente, través de un software inteligente, mensajes de texto. Estos mensajes eran adaptados al estudiante, para que tuviera la certeza que estos mensajes eran personalizados y no solo el destinatario de una transmisión enviada en masa. Los resultados fueron exitosos, el 72% de los alumnos que solicitaron estar en esta innovación permanecieron en sus cursos después del primer semestre, en comparación con solo el 56% de los que optaron por no participar (Neelakantan, 2019).

Como se puede apreciar, esta tecnológica crea una serie de oportunidades para que las instituciones de educación se centren en patrones clave en el comportamiento de los estudiantes y los puedan apoyar o empujar al éxito académico.

La tecnología de los empujones es un gran ejemplo de cómo personalizar la experiencia del estudiante a gran escala. Con un sistema de educación digital cada vez más global, las instituciones de educación podrían ir fortaleciendo la experiencia de los estudiantes y su aprendizaje.

Referencias

Menú