Los primeros minutos son fundamentales en la orientación de los empleados nuevos

Los programas de orientación o inducción para empleados deberían tener menos que ver con la empresa y más con el empleado, según una nueva investigación de Daniel M. Cable, Francesca Gino y Bradley R. Staats.

Los primeros minutos de orientación para nuevos empleados, si se hacen correctamente, pueden conducir a trabajadores más felices y productivos y, en última instancia, a una mayor satisfacción del cliente. Desafortunadamente, muchas empresas lo hacen mal.

En muchas empresas, la  orientación o inducción de los empleados se centra únicamente en la cultura corporativa y la identidad del nuevo lugar de trabajo. Hay una presentación  sobre la historia de la empresa y otra sobre los procedimientos operativos estándar. Hay un paquete de información de recursos humanos, adornado con el logotipo de la empresa, y tal vez una taza de café en medio del proceso.

El mensaje subyacente que está inserto en esto es: Bienvenido. Debería estar orgulloso de trabajar aquí. Por favor encaja en consecuencia.

Pero la investigación sugiere que la orientación de los empleados debería centrarse menos en la empresa y más en el empleado. En su artículo que habla de ¿Cómo obtener lo mejor de los recién llegados? Y como reenfocamos ese hito del viaje del empleado que inicia dentro de la empresa en torno a la autoexpresión de los recién llegados, publicado en la revista Administrative Science Quarterly, un equipo de investigación encuentra que cambiar el enfoque hacia la identidad personal de un empleado conduce a un aumento en ambos retención de empleados y satisfacción del cliente.

«Las organizaciones hablarán sobre la contratación externa a la empresa porque necesitan nuevas ideas y sangre nueva, pero luego existe esta tendencia a cerrar lo nuevo y, básicamente, transferir la cultura corporativa al nuevo empleado», dice Francesca Gino, profesora asociada. en Harvard Business School, quien coescribió el artículo con Daniel M. Cable de London Business School y Bradley R. Staats (HBS MBA ’02, DBA ’09) de la University of North Carolina Kenan-Flagler Business School. 

“FUE INTERESANTE PARA NOSOTROS PENSAR EN CÓMO PARTE DE SU IDENTIDAD PARECE DESAPARECER A MEDIDA QUE AVANZA EN EL PROCESO DE INDUCCIÓN U ORIENTACIÓN”.

Estudios anteriores han demostrado que los empleados son especialmente productivos y felices cuando los empleadores los alientan a usar sus fortalezas individuales en el trabajo, pero históricamente esos estudios no consideraron el proceso de incorporación de empleados, dice Gino. Los investigadores plantearon la hipótesis de que las empresas verían resultados de rendimiento positivos al enfatizar la individualidad de los empleados desde el primer día, probando su hipótesis a través de una serie de experimentos de campo y laboratorio.

La comunicación, el seguimiento y el asesoramiento virtual corporativo en las distintas etapas del viaje del nuevo colaborador, que permitan acompañarlo y guiarlo de acuerdo a sus necesidades, aportando de esta forma a la gestión de RRHH hoy son una realidad.

Referencias

Menú